Cuando un matrimonio o pareja se divorcia o  separa, es importante que si hay hijos, éstos no pierdan comunicación con las familias : paterna y materna. El artículo 233-12 de Cccat ha previsto la regulación de estas relaciones personales con los abuelos y hermanos.

En estos conflictos es muy recomendable someterse a un proceso de mediación  familiar, para buscar la solución más óptima y cómoda, donde la atención personalizada e imparcial del mediador coadyuvará al éxito de su resultado. 

NO dude en consultarnos, si se encuentra en dicha situación, ya que le asisten derechos legítimos y el divorcio de sus hijos no puede afectar a la relación entre nietos y abuelos. Bufete Padilla Ramos

Publicado: 19 de Febrero de 2016